fbpx

Abuso Conyugal

By November 15, 2016Terapia

La violencia conyugal es un comportamiento difícil de definir, ya que abarca un conjunto de síntomas que involucran abuso físico y/o emocional. Cuando el abuso es de forma emocional, se caracteriza por el ridículo verbal y/o humillaciones que degradan y patrones negligentes. El maltrato físico implica la amenaza de la violencia física y puede incluir bofetadas, empujones, y asalto físico deliberado.

La violencia conyugal es un patrón de comportamiento que puede ser el resultado de una serie de diferentes factores. Puede ser un comportamiento aprendido desde niño que fue observado, producido entre los padres y que más tarde se repite en las relaciones adultas. Los estudios muestran que los abusadores son a menudo motivados por sentimientos de impotencia e inseguridad. El abuso conyugal infla el ego y proporciona una falsa sensación de control. Puede ser el resultado de un sentido equivocado de amor que da lugar a la posesividad y/o los celos enfermizos.

La sociedad de hoy está siendo más consciente del abuso conyugal que en el pasado. Anteriormente, aunque el abuso fuera reportado a las autoridades, la ley era reacia a involucrarse. Este pensamiento se basó en la suposición de que el hombre era el gobernante en su propio castillo y las autoridades no tenían nada que hacer allí. A lo mejor era visto como un delito menor, pero este punto de vista ya ha cambiado. Si un hombre o una mujer se siente maltratado(a), ahora hay muchas organizaciones listas a ayudar.

Maltrato Conyugal – ¿Qué dice la Biblia?

En ninguna parte de las Escrituras encontramos a Dios sancionar cualquier forma de abuso conyugal. En Colosenses 3:18-19, los hombres tienen instrucción de demonstrar su amor por sus esposas igual que Jesús lo hizo por su iglesia.

18 Casadas, estad sujetas a vuestros maridos, como conviene en el Señor.

19 Maridos, amad a vuestras mujeres, y no seáis ásperos con ellas.

Esto se describe como una especie de sacrificio de amor; la clase de amor que busca lo mejor para el que es amado. Las expresiones de abuso emocional y físico son diametralmente opuestas al concepto del sacrificio; tales comportamientos son egoístas y ególatras.

1 Corintios 13 enseña qué es el amor verdadero y describe extensivamente lo que no es.

13  Si yo hablase lenguas humanas y angélicas, y no tengo amor, vengo a ser como metal que resuena, o címbalo que retiñe.

Y si tuviese profecía, y entendiese todos los misterios y toda ciencia, y si tuviese toda la fe, de tal manera que trasladase los montes, y no tengo amor, nada soy.

Y si repartiese todos mis bienes para dar de comer a los pobres, y si entregase mi cuerpo para ser quemado, y no tengo amor, de nada me sirve.

El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece;

no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor;

no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad.

Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.

El amor nunca deja de ser; pero las profecías se acabarán, y cesarán las lenguas, y la ciencia acabará.

Porque en parte conocemos, y en parte profetizamos;

10 mas cuando venga lo perfecto, entonces lo que es en parte se acabará.

11 Cuando yo era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, juzgaba como niño; mas cuando ya fui hombre, dejé lo que era de niño.

12 Ahora vemos por espejo, oscuramente; mas entonces veremos cara a cara. Ahora conozco en parte; pero entonces conoceré como fui conocido.

13 Y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor de ellos es el amor.

Según este pasaje, el amor no es egoísta, no es fácilmente provocado, y no se comporta con odio. Es evidente que el abuso no es una demostración de amor genuino.

La mala interpretación de Efesios 5:22 ha llevado a algunos a creer que el papel de la sumisión por las esposas a sus esposos permite abusar del poder de su posición en la relación, lo cual conlleva al maltrato de su cónyuge.

22 Las casadas estén sujetas a sus propios maridos, como al Señor;

El verdadero significado de este pasaje bíblico es la demonstración del papel del esposo como iniciador de amor incondicional, que resulta en la demonstración del papel de la esposa sometiéndose a él de una manera voluntaria bajo su liderazgo espiritual. En realidad, cuando los esposos abusan de sus esposas, ellos han renunciado a su papel como líderes espirituales del hogar como se ejemplifica en la vida de Jesucristo, quien es un líder espiritual que se sacrifica por las necesidades de su esposa, la Iglesia. La sumisión no es algo que se toma, sino más bien algo que se da.

Maltrato Conyugal – ¿Qué tan grave es?

El abuso conyugal es una forma muy grave de explotación que se intensifica cuando no se trata. Hay un ciclo de violencia que a menudo comienza con un patrón de denigración verbal y abuso emocional y que se intensifica hasta que se manifiesta en una forma de abuso físico. El abuso verbal es quizás más siniestro que el evidente abuso físico. Mucho después que sanan los moretones y los huesos rotos de los abusos físicos, el abuso verbal sigue erosionando en silencio la autoestima de su víctima.

El típico abusador transmite un mensaje a su víctima que ella es responsable de sus comportamientos negativos; que ella es un fracaso en la mayoría o todas de sus labores que está cumpliendo, y que, aparte de él, ella no puede hacer nada. Finalmente las víctimas de abuso llegan a creer que no tienen poder y son objeto de vergüenza. Estadísticamente, las denuncias de las mujeres víctimas de abuso son más comunes que la de los hombres.

A menudo, la solución más eficaz para hacer que la relación sane y sea segura de nuevo es el de traer el caso frente a una tercera parte que sea objetiva, como un consejero cristiano, para intervenir y mediar con la esposa y su esposo.

Por Heather Resneder, MFT (Terapista Matrimonial y Familiar) Traducido por Angela Belton, LPC (Consejera Profesional Licenciada)


Si usted está en una relación en la que usted es víctima de abuso, verbal o físico, ya es momento de tomar acción para hacer su vida y sus relaciones más saludables y seguras. Para hablar con un consejero cristiano, por favor llame a CounselingWorks al 972-960- 9981 o llene nuestro formulario de contacto.


IF YOUR FAMILY IS EXPERIENCING AN EMERGENCY, PLEASE CONTACT ONE OF THE FOLLOWING ORGANIZATIONS TO ASSIST YOU DURING TIMES OF IMMEDIATE NEED.

  • New Beginning Center
    Individual and group counseling for adult and child victims of domestic violence. Emergency shelter for victims of domestic violence and their children.
    www.newbeginningcenter.org
    972-276-0057 (24 hr)
  • Genesis Women’s Shelter
    Provides emergency shelter, in-house food and clothing for battered women and their children
    www.genesisshelter.org
    214-942-2998 (24 hr)
  • The Family Place
    Provides counseling and support groups for abused women
    www.familyplace.org
    214-941-1991 (24 hr)
  • Brighter Tomorrows
    Provides services to survivors of domestic and sexual violence. Shelter locations in Grand Prairie, DeSoto, and Irving.
    www.brightertomorrows.net
    972-262-8383 (24 hr)
  • Hope’s Door
    Provides shelter and counseling services to individuals and families affected by domestic violence.
    www.hopesdoorinc.org
    972-422-7233 (24 hr)
  • Turning Point
    Provides telephone crisis intervention, counseling and support to victims of sexual assault, their families and friends
    www.theturningpoint.org
    800-886-RAPE (24 hr)
ChristianWorks

Author ChristianWorks

More posts by ChristianWorks

Leave a Reply